La gran nevada

La borrasca Filomena (enero del 2021) ha sido inolvidable. Nevar tanto donde no se está acostumbrado tiene consecuencias negativas (personas atrapadas por la nieve, incomunicación, problemas de suministros, etcétera) pero también momentos inolvidables.

Más de treinta centímetros de nieve y nuestro entorno se había transformado en otro mundo, en otro tiempo, otra dimensión, y otra forma de verlo. La calle era blanca, los coches montones de nieve, los jardines, colchones de blanca espuma, la vegetación se transformó en caprichosas figuras de texturas combinadas: ramas afiladas, nieve suave.

En muchos años ⁠—más de los que tengo⁠— no se había visto nada así. Y poder disfrutar en familia, un paseo por la nieve, se ha convertido en un momento único, irrepetible, que siempre se va a quedar en nuestra memoria, por lo excepcional del hecho, y por la belleza.

Si ya es memorable para un adulto, lo que tiene que ser para una niña de 6 años.

2021-01-09 La gran nevada. Niña viendo la nieve
Mi hija viendo la nieve

Andrew Haslam: sección áurea

Para algunos artistas, diseñadores y arquitectos, las proporciones de la sección áurea representan un ideal místico de la belleza. La sección áurea se halla presente en la naturaleza; las cámaras de la caracola de un nautilo y los patrones de crecimiento de numerosas hojas comparten la espiral logarítmica. Los diseñadores de tradición clásica creen que la proporción natural es la fuente definitiva de la verdad y la belleza. Los que mantienen una posición más relativista y escéptica en cuanto a la idea de una verdad definitiva argumentan que las nociones de belleza se construyen a través de la experiencia, no se descubren y se revelan de forma casual. Para ellos, la sección áruea ha sido elevada, a través de la repetición a una posición de importancia cultural en Occidente; afirman que lo que parece instintivo, natural y verdadero es, en realidad, un recuerdo disfrazado.

Creación, diseño y producción de libros. Andrew Haslam.

Paseos al amanecer en inverno

2020-01-04 Paseos al amanecer en invernoLevantarse antes del amanecer. Esperar los primeros rayos del sol, de oro viejo. Salir a caminar por los caminos y los campos blancos de escarcha, en un cielo sin nubes.

Contemplar el valle, las praderas, los bosques, los animales pastando, los pájaros volando,… y disfrutar de cada momento y sensación.