Oliver Sacks: el privilegio y la aventura de la vida

He sido cada vez más consciente, durante los últimos 10 años, de muertes entre mis contemporáneos. Mi generación está terminando, y cada muerte que he sentido es un desprendimiento, una parte de mí misma. No habrá nadie como nosotros cuando nos hayamos ido, pero tampoco habrá nadie como nadie. Cuando las personas mueren, no pueden ser reemplazadas. Dejan huecos que no se pueden llenar, porque es el destino, el destino genético y neuronal, de cada ser humano ser un individuo único, encontrar su propio camino, vivir su propia vida, morir su propia muerte.

No puedo fingir que no tengo miedo. Pero mi sentimiento predominante es de gratitud. He amado y he sido amado; Me han dado mucho y he dado algo a cambio; He leído, viajado, pensado y escrito. He tenido una relación con el mundo, la relación especial de escritores y lectores.

Sobre todo, he sido un ser sensible, un animal pensante, en este hermoso planeta, y eso en sí mismo ha sido un enorme privilegio y aventura.

My Own Life de Oliver Sacks

</>

Consejos para reabrir los negocios con el COVID-19

La tragedia del COVID-19 en sus numerosos aspectos (humanos, sanitarios, familiares, económicos,…) está teniendo un impacto más allá de lo asumible. Afortunadamente —y a pesar de todos los problemas pasados, presentes y futuros—, en algunos lugares se está superando la pandemia, y se dejan atrás las duras restricciones.

Las personas tenemos nuestras recomendaciones u obligaciones: distancia social, higiene, mascarillas, etcétera.

¿Y las empresas?

COVID-19: Consejos para las centros de trabajo, negocios y comercios

El Gobierno de España ha publicado el documento pdf redactado por un grupo de expertos: Ocho claves para abrir más tranquilos Consejos de adaptación de mobiliario, equipamiento, espacios y atención al público para tiendas, centros educativos, oficinas, y otras Colectividades y Edificios Públicos ante la COVID-19.

Gobierno de España: 8 claves para abrir más tranquilos
Gobierno de España: ocho claves para abrir más tranquilos. Consejos de adaptación de mobiliario, equipamiento, espacios y atención al público para tiendas, centros educativos, oficinas, y otras Colectividades y Edificios Públicos ante la COVID-19.

El documento tiene 31 páginas repletas de claves y consejos que ayudarán a las empresas a tomar las mejores medidas para proteger la salud de los trabajadores y clientes. Una lectura recomendable.

El Grupo de Trabajo de Innovación y Diseño en Materiales, Mobiliarios y Espacios post COVID-19, del que forma parte la Secretaría General de Innovación del Ministerio de Ciencia e Innovación, ha elaborado una guía con consejos de adaptación de mobiliario, equipamiento, espacios y atención al público para tiendas, centros educativos, oficinas, y otras colectividades y edificios públicos ante la situación creada por la pandemia.

Ministerio de Ciencia e Innovación. Ministerio de Universidades: Guía con consejos para adaptar los establecimientos a la apertura

John Maeda: Las leyes de la simplicidad

Diez leyes:

  1. Reducir: La manera más simple para alcanzar la simplicidad es mediante la reducción reflexiva.
  2. Organiza: La organización hace que de un sistema de muchos parezcan menos.
  3. Tiempo: Ahorro de tiempo se parece a la simplicidad.
  4. Aprender: El conocimiento hace que todo sea más sencillo.
  5. Diferencias: La simplicidad y la complejidad se necesitan mutuamente.
  6. Contexto: Lo que hay en la periferia de la simplicidad no es definitivamente periférica.
  7. Emoción: Más emociones es mejor que menos.
  8. Confianza: En la simplicidad confiamos.
  9. No: Hay cosas que nunca se puede hacer simple.
  10. El uno: La simplicidad trata de substraer lo obvio, y añadir el sentido.

Tres claves:

  1. Lejos: Más parece menos simplemente moviéndose muy, muy lejos.
  2. Apertura: La apertura simplifica la complejidad.
  3. Poder: Usa menos, gana más.

 

Javier Cañada: Tecnología y humanidad

Y en este mar de estadísticas, de tecnología, de realidades data driven, tenemos la osadía de decir que hacemos tecnología más humana.

No, la ingeniería no es lo que nos hace humanos. Eso lo practican las nutrias, los castores y cualquier golondrina que se hace el nido todas las primaveras bajo la cornisa de tu casa.

Lo que nos hace humanos es la búsqueda de sentidos, el conmovernos ante lo sublime, la copa de vino y la persecución de la belleza que, pareciendo inútil a los utilitaristas es, sin embargo, de una incuestionable necesidad espiritual.

Más tecnología demanda más humanidad. Es la única forma de mantener el equilibrio.

Una realidad distinta de Javier Cañada