Los siete tipos de aceitunas de mesa españolas más conocidos

  1. Gordal sevillana: es muy apreciada por el tamaño de sus frutos, que pueden llegar a superar los 15 gramos de peso, aunque la media se sitúa en 12,5 gramos. Es además redonda y carnosa, por lo que soporta bien fermentaciones largas y losa derezos fuertes. Es una variedad que da poco aceite, por lo que se destina a mesa.
  2. Manzanilla: de la Andalucía baja también, es una aceituna oval y carnosa que sirve para aceite. Es quizá el estándar más utilizado internacionalmente y es ideal para conservas y encurtidos industriales, así como para deshuesado, por lo que es muy cultivada. Se fermenta tanto madura como verde.
  3. Aloreña: es típica de la provincia de Málaga y es una derivación de la manzanilla que atesora un sabor más potente, lo que le permite ser sometida a curaciones potentes con tomillo y otras hierbas que le confieren un sabor característico. Se recogen tanto maduras y negras como verdes.
  4. De Campo Real: originaria de la provincia de Madrid, se caracteriza por su fuerte amargor, por lo que soporta bien aliños potentes que le dan un sabor muy concreto y celebrado en todo el mundo. Son aceitunas esféricas y carnosas.
  5. De Aragón: también llamada aceituna de ’empeltre’, es algo alargada y muy fuerte de sabor, por lo que se recoge muy madura y se destina principalmente a aceituna negra; de hecho es una de las clásicas negras.
  6. Verdial: se trata de un conjunto de variedades que proceden de distintos sitios de Extremadura y Andalucía y que se caracterizan por su carnosidad media, su sabor y su forma ligeramente alargada. Se suelen recoger a punto de madurar o ya entradas, y se pueden destinar tanto a la almazara como a la mesa.
  7. Arbequina: propia del sur de Aragón y Cataluña occidental, es un tipo de aceituna muy característica por su pequeño tamaño. Aunque tiene poca carne, es apreciada en toda España por su sabor concentrado y por ligar bien con embutidos y otros aperitivos salados.

¿Por qué algunas aceitunas son negras y otras verdes? — Jordi Sabaté

Tipos de pizza

  • Napolitana: se trata de la pizza original, que lleva vigente desde el siglo XVIII, y sus ingredientes básicos son la masa de harina levada, el tomate y la mozzarella. La masa se deja levando al menos doce horas y el amasado se realiza a mano. Es una pizza muy fina con 35 centímetros de diámetro, un borde de uno a dos centímetros de grosor y 0,4 centímetros en el centro, que no se deja en el horno a 500 grados más de un minuto.
  • New York Pizza Style: El disco tiene 45 centímetros de diámetro y la masa incluye agua, azúcar y aceite de oliva además de harina. Por otro lado, es muy fina para que se tenga que hornear poco y se pueda comer doblada en la calle. Además el tomate está bastante especiado con ajo, orégano y guindilla, lo que le da un sabor característico. Finalmente, no suele llevar mozzarella fresca sino baja en humedad.
  • Pizza a Taglio: Es quizás la variante más moderna y está pensada para cortar a tiras y comerla en la calle. Se hace en unas bandejas metálicas donde se pone masa con hidratación más alta y se deja más tiempo en el horno para que salga esponjosa. Además lleva una base amplia de queso, donde van los ingredientes.
  • Pizza Argentina: La pizza argentina se puede diferenciar porque es más esponjosa que la napolitana o la pizza estilo New York. Esto es debido a que lleva más levadura en su preparación con el fin de que no haga falta tener un levado (fermentación) tan lento: se trata de que solamente haya que esperar tres o cuatro horas en el levado de la masa. Otro toque característico es que llevan mucho queso, tanto que supera los bordes del disco.
  • Chicago Pizza Style: La pizza al estilo Chicago está pensada para que sea un plato completo, que se pueda comer de camino al trabajo o de vuelta. Por ello la masa, que incluye un poco de harina de maíz, se hornea dentro de un plato metálico profundo cubierto de aceite de oliva, de modo que deje unos bordes elevados para rellenar y un fondo tostado y sólido que aguante el peso del queso y los ingredientes. Hay que pensar que se rellena, además de con el tomate, con medio kilo de mozarella.
  • Sfincione: Es una pizza esponjosa, delgada -no más de un centímetro de grosor- y cuadrada típica de Sicilia. Es muy parca en ingredientes, ya que no suele llevar más que salsa de tomate, cebolla, anchoas, orégano y un poco de queso típico siciliano, pero nunca mozarella. Hay una versión neoyorkina que se conoce como ‘sicilian pizza’.

Diez curiosidades sobre la pizza que seguramente no imaginas