Cómo cumplir propósitos: definir objetivos, medir resultados (SMART)

No es raro tener propósitos (por ejemplo, cada nuevo año) y ser incapaz de cumplirlos (yo levanto la mano). Pasar del propósito a cumplirlo, puede ser un proceso con muchas fricciones, aunque hay algunas formas de suavizar las mencionadas fricciones. Aunque lo que aquí se menciona, es lo suficientemente genérico y amplio para poder ser aplicado en muchos ámbitos. Quizás lo importante sea quedarse con la idea, y luego intentar aplicarlo donde veamos útil.

Definir objetivos de forma óptima: SMART

En un artículo de 1981 escrito por George T. Doran (There’s a S.M.A.R.T. way to write management’s goals and objectives), se menciona un acrónimo nemotécnico que sirve para definir los objetivos de una forma que permita ser cumplidos con más facilidad. SMART se desglosa en:

  • eSpecífico (Specific)
  • Medible (Measurable)
  • Alcanzable (Attainable)
  • Relevante (Relevant)
  • a Tiempo (Timely)

Se trata de pasar de un propósito genérico (quiero ahorrar dinero, por ejemplo) a plantearse objetivos del tipo “quiero ahorrar 100 kopins mensualmente (un 20% de mis ingresos) durante el año 2021, porque necesito sanear mis finanzas”. Éste objetivo cumple las cinco características:

  • Es específico: 100 kopins mensuales
  • Se puede medir: se puede comprobar con facilidad si se cumple o no cada mes (hacer una transferencia a una cuenta de ahorro cuando llegan los ingresos, ayuda)
  • Es alcanzable: No se propone ahorrar más de lo que se ingresa, sólo un porcentaje (el recomendable según se recomienda).
  • Es relevante: vaya si tiene importancia, antes de que vaya a peor, mejor lograr el hábito de ahorrar.
  • Hay un plazo para cumplirlo: en este caso, se plantea un año como intervalo.

Por supuesto, que aparte de definir los objetivos, hay que hacer lo posible por cumplirlo, y superar las dificultades que se presenten, pero plantearse los objetivos con las características SMART, puede ayudar mucho.

Seguimiento de objetivos y premios por los logros

Como anexo:

  • Sugeriría tener algún sistema para apuntar el seguimiento, que puede ser desde una libreta, cuaderno, hoja de cálculo, etcétera. El visualizar el avance es importante y es una forma de proporcionarse una recompensa.
  • Al igual que a muchos escolares en clase les premian con pegatinas (por ejemplo de caras sonrientes) cuando hay que premiar un mérito, se nos pueden ocurrir muchos medios de premiar el logro de objetivos (cada uno sabrá los premios parciales y totales que más le motivan).