Lo nimio o lo sublime

Quedan (y por eso me recuerda también a Antonio Machado) esos datos inmediatos de la conciencia que forjan nuestra existencia, esos recuerdos en los cuales lo nimio o lo sublime, lo transcendente o lo futil, solo tiene sentido si aplicamos nuestra exclusiva medida.

Jesús Felipe Martínez