1. No olvidaré nunca que moriré, aunque olvide que estoy viva.
  2. No comeré si no estoy hambienta.
  3. No leeré los periódicos con los que estoy de acuerdo.
  4. No hablaré hasta haberme mordido la lengua tres veces.
  5. No intentaré comprenderlo todo.
  6. No esperaré que otros hagan por mí lo que solo yo puedo hacer.
  7. No insistiré en mis razones. Insistiré en las del otro.
  8. No dudaré de mí hasta que no haya dudado de todo.
  9. No soy mis circustancias, soy lo que elijo hacer con ellas.
  10. No evitaré el amor, permitiré que me hiera.
  11. No utilizaré la palabra como bala, sino el silencio como arma.
  12. No tendré nunca miedo si recuerdo aliarme con el conocimiento.
  13. No olvidaré nunca que debo ser como el agua.

Niadela — Beatriz Montañez