Lo terrible es que un ignorante con poder determine nuestras vidas.

Emilio Lledó