Y lo mejor de todo es que son precisamente esos momentos los que prolongan nuestra existencia. Porque es entonces cuando el tiempo se detiene ante lo inesperado, lo placentero y lo revelado.

Instrucciones de uso para una vida interesante — Miguel Ángel Furones