Diez leyes:

  1. Reducir: La manera más simple para alcanzar la simplicidad es mediante la reducción reflexiva.
  2. Organiza: La organización hace que de un sistema de muchos parezcan menos.
  3. Tiempo: Ahorro de tiempo se parece a la simplicidad.
  4. Aprender: El conocimiento hace que todo sea más sencillo.
  5. Diferencias: La simplicidad y la complejidad se necesitan mutuamente.
  6. Contexto: Lo que hay en la periferia de la simplicidad no es definitivamente periférica.
  7. Emoción: Más emociones es mejor que menos.
  8. Confianza: En la simplicidad confiamos.
  9. No: Hay cosas que nunca se puede hacer simple.
  10. El uno: La simplicidad trata de substraer lo obvio, y añadir el sentido.

Tres claves:

  1. Lejos: Más parece menos simplemente moviéndose muy, muy lejos.
  2. Apertura: La apertura simplifica la complejidad.
  3. Poder: Usa menos, gana más.