Hay gente que dice que es más peligroso un ignorante que un malo. Es una opinión. Y en el mundillo del desarrollo web “front” tiene bastante sentido. Así, entre nosotros, he de confesar que más de una vez he sido de los primeros.

Pero se supone que el asunto a tratar es el reseteo de todas o una buena parte de los atributos de los elementos de XHTML mediante unas cuantas reglas de CSS, e incluso un fichero, como parte de un framework más o menos extendido o particular. Personalmente, la mayoría de las veces he optado por algo muy básico y cuando hacía falta (lo típico del padding:0 y margin:0 y poco más). Lo de usar un fichero que te obligaba a definir todos y cada unos de los atributos de elementos de un sitio web me parece excesivo. Cuestión de opiniones y experiencia.

El caso es que la mejor manera para justificar el uso o no de alguna de las diferentes técnicas de reseteo de CSS es saber sus consecuencias – y porqué no, su origen – tal vez sea una buena idea dar un vistazo a los siguientes artículos:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *