Haikuemas: la aplicación, el ebook, el libro (II)

Siguiendo lo que se contaba en Haikuemas: la aplicación, el ebook, el libro (I) …

Un libro electrónico

Dos proyectos para escribir un libro en punto muerto, y al final fructifica el último en llegar. ¿Los motivos?

  • Honestamente, algunos versos y haikuemas iniciales me gustaban mucho. Trabajando más en ello, podrían mejorarse.
  • Conceptualmente la obra que tenía en mente me parecía interesante: un recorrido en versos a lo largo de un año, viendo el paso del tiempo por diferentes acontecimientos de la naturaleza (del clima, la fauna, la flora) con una mezcla de imágenes de la que considero mi tierra.
  • Tenía ganas de publicar un libro en papel.

Resultado: salió el libro en formato electrónico en Amazon KDP (una herramienta bastante útil). Numerosos borradores (más de veinte), correcciones, cambios, la introducción, las dudas, el enfoque, los aspectos técnicos, diseño editorial, portada,… Desde que empecé con las primeras versiones en 2015 hasta que se publicó en verano del 2016 pasó más de un año. Utilicé Sigil para editar el ebook: y aprendí que un epub no deja de ser HTML + CSS + imágenes, y para un maquetador web, es un reto asequible el mejorar y optimizar el epub.

Ilusionado ví como, gracias a la generosidad de algunos amigos-lectores, durante algunos días estuvo como best seller en la sección de poesía (un indicio de que no se venden muchos libros den esa sección).

Haikuemas, libro de poesía más vendido el 15 de Julio del 2016 en Amazon

El libro en papel

El siguiente paso lógico (pero no tan sencillo), era sacar el libro en papel. Y de nuevo Amazon KDP facilita y reduce el precio del libro. Estuve tanteando otras plataformas de autoedición, pero al final había que hacer un pedido mínimo (desde 50 libros) y la gran ventaja de Amazon es que se imprime bajo demanda: por lo que puedes experimentar con borradores antes de dar con una versión “definitiva”.

Elegir el tamaño del libro, remaquetar el contenido, elegir fuentes, rediseñar la portada (el proceso más laborioso y complejo), elegir el precio de venta, repasarlo todo una vez más,… hasta que tienes un fichero en formato doc ó pdf, superar las revisiones automáticas de Amazon KDP (muy útiles, aunque no perfectas), y las que hace uno mismo. Sólo falta enviar, guardar y hacerlo público.

El resultado, el libro impreso. Y tras algunas correcciones, la versión definitiva.

¿Ventas? Pocas, y casi siempre de conocidos. No era para mí lo importante.

¿Satisfecho? Mucho, sobre todo por el proceso y también por el resultado.

¿Habrá más libros? Probablemente. Hay dos o tres candidatos.

El largo y gratificante proceso

  • Juntar la necesidad de leer y escribir con la satisfacción de publicar.
  • El interés por el diseño editorial y la posibilidad de trabajar en ello: secciones del libro, diseño de páginas, tipografía,…
  • El apredizaje lento e inseguro sobre diseño, y el poder diseñar dos portadas reales (la original del ebook y la definitiva del papel).
  • La cantidad de horas dedicadas a aprender cosas nuevas que realmente te interesan, poder experimentar y aplicarlo en un proyecto concreto.
  • Pasar de conocimientos teóricos, a la realidad de la práctica.
  • El placer de aprender y hacer algo que se pueda tocar.
  • La importancia del camino, más que de la meta.

Cosas que importan, aunque a veces se olvidan.

Curiosidades

  • El empujón y apoyo de Pilar Gómez Rodriguez (una escritora de verdad) ha sido muy importante. Gracias.
  • En el origen, el libro era puro azar. Pero ha habido numerosas revisiones. Podría decir que el azar sirvió de semilla para la versión definitiva.
  • Hay algunas versiones del ebook dedicadas: GIMP para modificar la portada (con dedicatoria escrita en una fuente de tipo script), Sigil para personalizar la dedicatoria y listo 🙂
  • Hay tres versiones “beta” del libro en papel: primera con la portada en blanco, segunda con texto en blanco algo ilegible, y tercera con los colores cambiados (!vaya fallo!). Alguna hay vendida, pero la mayor parte las compré yo 😉
  • Las dos portadas (la inicial del ebook y la definitiva del ebook y del libro en papel) han usado fotografías hechas con una vieja cámara telemétrica: mi Yashica 35-ME.
  • La portada, aunque quizás sea trivial, utiliza cuatro colores que representan las estaciones. Si juntamos las portadas y contraportadas varios libros, se forman dos ciclos entrelazados. Invito a buscar interpretaciones 🙂

¿Comprar el libro?

Ah, por cierto, si alguien está interesado, lo puede comprar en Amazon:

También en B&N: Haikuemas de las cuatro estaciones (Barners & Noble)

Haikuemas: la aplicación, el ebook, el libro (I)

Siempre hay una historia.

Rosendo Mercado.

Y aunque tenga un interés relativo, quería contarla. Es la historia de un libro. Pero está formada de varios fragmentos que al final se unen.

El azar

Fascinación. Es lo que siento sobre el hecho de contar historias usando el azar. Tres buenos ejemplos:

  • Un compositor de canciones melódicas, publicado en la revista de humor El Jueves especial música de hace algunos años, creado por Albert Monteys y/o Manel Fontdevilla: era tabla de tres columnas con versos, y al mezclar un verso de cada columna, salía una estrofa de una canción. Y mucho mejor que muchas que suenan en la radio 🙂
  • Presentr (creo que era el nombre) ideado por Luis Villa, que generaba títulos de keynotes con toda la palabrería sin sentido de la época de la web 2.0. Muy gracioso.
  • Story cubes: dados con imágenes, que sirven para contar historias. Aunque para los más avispados, puede ser una herramienta muy versátil.

Ejemplos que pueden ser muy inspiradores, como cuento a continuación.

Las aplicaciones web

Mi primera aplicación web se llamaba Cuentos Locos. Varios arrays de cadenas de texto (época, lugar, protagonista, características, acción intrascendente, coprotagonista, características y misión), una programación relativamente sencilla y mucho humor. El fruto es una aplicación que puede generar el inicio de más de un billón (millón de millones) de diferentes cuentos, en muchas ocasiones alocado, con un final abierto. Porque contar los mismos cuentos de siempre puede ser aburrido. Y el comienzo de un cuento nos puede ayudar a estimular la imaginación, buscando un final muy original.

Los Haikus (de verdad)

Elements of Japanese Design (uno de mis dos libros de diseño favoritos, junto con Universal Principles of Design) me ha servido para mejorar mis limitados conocimientos de diseño, y también para conocer algo más de la cultura japonesa. Y de forma inesperada, para comprender un poco más los haikus.
Aunque más allá de lecturas fragmentadas, no he encontrado nada mejor para comprender los haikus que la transcripción de la Conferencia del Dr. Vicente Haya en Sofía, Bulgaria (12 de Noviembre de 2010), un reconocido experto en haikus.

Esquemáticamente, un haiku suele tener las siguientes características:

  • Es un tipo de poema de tres versos de 5, 7 y 5 moras (concepto relacionado con las sílabas).
  • Es originario de Japón.
  • Suele incluir un término o frase que hace referencia a una estación del año, denominado kigo.
  • Se produce un corte o separación entre dos imágenes mediante un kireji.

Haikuemas ¿?

Por algunas características (tres versos, referencia a las estaciones, ese corte ó kireji), digamos que es fácil encontrar patrones para generar algo remotamente parecido a haikus mediante programación: nada de un complejo robot de inteligencia artificial, tan solo hablo de crear poemas mediante la mezcla aleatoría de versos.

Aunque lo complicado es escribir esos versos: por las limitaciones de longitud, la coherencia temática y técnica, la lírica, y mi obsesión porque cada verso tuviese tuviese una imagen sugestiva muy superior a la longitud de los versos. Ha sido complejo.

Por respeto a los lectores y autores de haikus, llamé al resultado de este experimento de composición literaria y programación lúdica haikuema (palabra inventada mezcla de haiku y poema): No es un haiku, se inspira en ellos, y aspira a serlo.

El resultado acabó siendo  haikuema, una aplicación que muestra una pequeña composición poética relacionada con cada estación del año, con una paleta de colores propia.

Y la historia continúa… en Haikuemas: la aplicación, el ebook, el libro (II)