Lo esencial, el libro de Miguel Milá

Recientemente he terminado de leer el libro «Lo esencial. El diseño y otras cosas de la vida» de Miguel Milá. Un buen libro que repasa su trayectoria profesional y personal, la de un diseñador industrial e interiorista con una larga y premiada trayectoria.

El libro me ha gustado mucho, más la parte de diseño, pero fascinante las otras cosas de la vida. Su lectura, estructurada en breves capítulos de unas tres o cuatro páginas, ofrece pasajes memorables, en la que en ocasiones se suceden frases subrayables sin descanso.

Publicado por Lumen, la edición con sobrecubierta, tapa dura, buen papel y fotografías, es fantástica. Un libro muy recomendable.

Decálogo (doble) para enterderme a mí mismo

  1. Clásico es lo que no se puede hacer mejor.
  2. Una lámpara debe alumbrar, no deslumbrar.
  3. Hay que tener sentido del humor y sentido del amor.
  4. El lujo no siempre es cofort, pero el confort siempre es un lujo.
  5. La moda es aquello que pasa de moda. Te quita personalidad, es un error pensar que te la da.
  6. La calidad no entra por los ojos; se siente más que se ve.
  7. Uno educa cada día con lo que hace, casi nunca con lo que dice.
  8. Los objetos que complican no me interesan. El diseño debe ayudar. Los artesanos inventaron las vajillas y la rueda, cosas indispensables para la vida diaria.
  9. El mejor diseño acompaña y no molesta.
  10. No entiendo el gasto absurdo, ni la novedad por la novedad. Crecí en la posguerra: reciclar y no desperdiciar.
  11. No hay que cambiar lo que funciona. «Cambio» debe ser igual a «mejorar».
  12. El envejecimiento enriquece algunos objetos, algunos materiables nobles, como la madera, la pierda o a algunas personas.
  13. Quien no progresa es el que sabe conservar lo bueno y no el que intenta destruir todo la anterior para hacerlo de nuevo.
  14. Envejecer bien es potenciar tus valores.
  15. Soy más un creador de matices que de revoluciones. Evolucionario, más que revolucionario.
  16. Cuando no crees en lo que haces, no haces las cosas bien.
  17. Lo sencillo, es complejo de conseguir. El objetivo es que lo complejo parezca fácil.
  18. Diseñar es ordenar. Y es poner a los demás por delante de tu ego.
  19. Sé útil y te utilizarán.
  20. Cuando una persona disfruta con lo que hace, hace disfrutar a los demás.

Lo esencial. El diseño y otras cosas de la vida. — Miguel Milá

Puedes consultar en su página web miguelmila.com información de primera mano sobre su obra (lámparas, bancos, sillas, etcétera) algunas de ellas se comercializan en la actualidad, y disfrutar del siguiente documental: Miguel Milá. Diseñador industrial e interiorista, inventor y bricoleur. publicado por Santa & Cole que comercializa alguno de su diseños.

Las fuentes de Massimo Vignelli

En estos días estoy releyendo “The Vignelli Canon”, de Massimo Vignelli. El libro, muy recomendable, está disponible en formato pdf (The Vignelli Canon [pdf]“), pero es uno de esos libros que se disfruta mucho en papel.

En uno de sus contenidos, habla sobre tipografías. Desde su experiencia, no hacía falta trabajar con un número descomunal de tipografías, con unas pocas seleccionadas pudo hacer la mayor parte de sus trabajos. De hecho menciona que en una exposición, mostraba una representación de sus obras en las que únicamente usaba cuatro tipografías, y son las siguientes:

  • Garamond
  • Bodoni
  • Century Expanded
  • Helvetica

Nombraba también las siguientes fuentes, que añadía a su lista de imprescindibles (junto con algunas otras no mencionadas):

  • Optima
  • Futura
  • Univers
  • Caslon
  • Baskerville

Ocho fuentes que usadas con sabiduría, podría evitar lo que Massimo denominaba one of the biggest visual pollutions of all times, debido a la proliferación de fuentes creadas con los ordenadores.

Como curiosidad, añadiendo un poco más de información, más allá del nombre de la fuente (fecha de creación, autor y nacionalidad), saltan a la vista algunos detalles curiosos.

  • Garamond (1532), Claude Garamond, Francia.
  • Bodoni (1788), Giambattista Bodoni, Italia.
  • Century Expanded (1990), Morris Fuller Benton, Estados Unidos.
  • Helvetica (1957), Max Miedinger y Edouard Hoffmann, Suiza.
  • Optima (1955), Hermann Zapf, Alemania.
  • Futura (1930), Paul Renner, Alemania.
  • Univers (1957), Adrian Frutinger, Suiza.
  • Caslon (1734), William Caslon, Gran Bretaña.
  • Baskerville (1757), John Baskerville, Gran Bretaña.

Las fuentes clásicas, que van desde el siglo XIV al XVI son originarias de Francia, Italia y Gran Bretaña. Las fuentes más actuales, se concentran en Alemania y Suiza (más la Century, de Estados Unidos).

Massimo Vignelli fue un diseñador que trabajó en muchos ámbitos, pero en el contexto actual, hay que tener obviamente muy presente la proliferación de pantallas en nuestras manos y frente a nosotros.

Recuerdo haber leído opiniones al respecto de las fuentes que a pesar de estar plenamiente consolidadas (¡algunas se llevan usando durante siglos!), tal vez no sean las más apropiadas para el contexto digital. Al principio había que restringirse a las fuentes instaladas en el correspondiente sistema operativo (sí, el famoso font-family: Helvetica, Arial, sans-serif usada en las hojas de estilo), aunque hoy en día existe la flexibilidad de poder usar webfonts y hay una gran disponibilidad de fuentes con licencias bastante permisivas.

Dadas las circunstancias actuales, ¿qué fuentes diseñadas recientemente añadiría hoy en día Massimo a su lista para un uso predominante en un entorno digital? Mencionaré algunas posibilidades, diseñadas en un contexto más actual, aunque ignoro su probabilidad:

  • Fira Go (2018), varios autores, basada en la fuente Fira Sans (2013) diseñada por Erik Spiekermann para el sistema operativo Firefox OS.
  • Roboto (2011), Christian Robertson (Estados Unidos), diseñada para el sistema operativo Android.
  • San Francisco (2014), Apple, Estados Unidos. Usada en sus sistemas operativos (iOS y Mac OSX).
  • Segoe UI (2004), Steve Matteson, Estados Unidos. Usada en los sistemas operativos de Microsoft.

Pregunta que dejo en el aire. Estamos en el año 2050. ¿Estarán vivas Fira Go, Roboto, San Francisco, Segoe UI, o habrán caído en el olvido y seguirán con todo su vigor las fuentes antes mencionadas y diseñadas de uno a ocho siglos antes?

El tiempo lo dirá.

Haikuemas: la aplicación, el ebook, el libro (II)

Siguiendo lo que se contaba en Haikuemas: la aplicación, el ebook, el libro (I) …

Un libro electrónico

Dos proyectos para escribir un libro en punto muerto, y al final fructifica el último en llegar. ¿Los motivos?

  • Honestamente, algunos versos y haikuemas iniciales me gustaban mucho. Trabajando más en ello, podrían mejorarse.
  • Conceptualmente la obra que tenía en mente me parecía interesante: un recorrido en versos a lo largo de un año, viendo el paso del tiempo por diferentes acontecimientos de la naturaleza (del clima, la fauna, la flora) con una mezcla de imágenes de la que considero mi tierra.
  • Tenía ganas de publicar un libro en papel.

Resultado: salió el libro en formato electrónico en Amazon KDP (una herramienta bastante útil). Numerosos borradores (más de veinte), correcciones, cambios, la introducción, las dudas, el enfoque, los aspectos técnicos, diseño editorial, portada,… Desde que empecé con las primeras versiones en 2015 hasta que se publicó en verano del 2016 pasó más de un año. Utilicé Sigil para editar el ebook: y aprendí que un epub no deja de ser HTML + CSS + imágenes, y para un maquetador web, es un reto asequible el mejorar y optimizar el epub.

Ilusionado ví como, gracias a la generosidad de algunos amigos-lectores, durante algunos días estuvo como best seller en la sección de poesía (un indicio de que no se venden muchos libros den esa sección).

Haikuemas, libro de poesía más vendido el 15 de Julio del 2016 en Amazon

El libro en papel

El siguiente paso lógico (pero no tan sencillo), era sacar el libro en papel. Y de nuevo Amazon KDP facilita y reduce el precio del libro. Estuve tanteando otras plataformas de autoedición, pero al final había que hacer un pedido mínimo (desde 50 libros) y la gran ventaja de Amazon es que se imprime bajo demanda: por lo que puedes experimentar con borradores antes de dar con una versión “definitiva”.

Elegir el tamaño del libro, remaquetar el contenido, elegir fuentes, rediseñar la portada (el proceso más laborioso y complejo), elegir el precio de venta, repasarlo todo una vez más,… hasta que tienes un fichero en formato doc ó pdf, superar las revisiones automáticas de Amazon KDP (muy útiles, aunque no perfectas), y las que hace uno mismo. Sólo falta enviar, guardar y hacerlo público.

El resultado, el libro impreso. Y tras algunas correcciones, la versión definitiva.

¿Ventas? Pocas, y casi siempre de conocidos. No era para mí lo importante.

¿Satisfecho? Mucho, sobre todo por el proceso y también por el resultado.

¿Habrá más libros? Probablemente. Hay dos o tres candidatos.

El largo y gratificante proceso

  • Juntar la necesidad de leer y escribir con la satisfacción de publicar.
  • El interés por el diseño editorial y la posibilidad de trabajar en ello: secciones del libro, diseño de páginas, tipografía,…
  • El apredizaje lento e inseguro sobre diseño, y el poder diseñar dos portadas reales (la original del ebook y la definitiva del papel).
  • La cantidad de horas dedicadas a aprender cosas nuevas que realmente te interesan, poder experimentar y aplicarlo en un proyecto concreto.
  • Pasar de conocimientos teóricos, a la realidad de la práctica.
  • El placer de aprender y hacer algo que se pueda tocar.
  • La importancia del camino, más que de la meta.

Cosas que importan, aunque a veces se olvidan.

Curiosidades

  • El empujón y apoyo de Pilar Gómez Rodriguez (una escritora de verdad) ha sido muy importante. Gracias.
  • En el origen, el libro era puro azar. Pero ha habido numerosas revisiones. Podría decir que el azar sirvió de semilla para la versión definitiva.
  • Hay algunas versiones del ebook dedicadas: GIMP para modificar la portada (con dedicatoria escrita en una fuente de tipo script), Sigil para personalizar la dedicatoria y listo 🙂
  • Hay tres versiones “beta” del libro en papel: primera con la portada en blanco, segunda con texto en blanco algo ilegible, y tercera con los colores cambiados (!vaya fallo!). Alguna hay vendida, pero la mayor parte las compré yo 😉
  • Las dos portadas (la inicial del ebook y la definitiva del ebook y del libro en papel) han usado fotografías hechas con una vieja cámara telemétrica: mi Yashica 35-ME.
  • La portada, aunque quizás sea trivial, utiliza cuatro colores que representan las estaciones. Si juntamos las portadas y contraportadas varios libros, se forman dos ciclos entrelazados. Invito a buscar interpretaciones 🙂

¿Comprar el libro?

Ah, por cierto, si alguien está interesado, lo puede comprar en Amazon:

También en B&N: Haikuemas de las cuatro estaciones (Barners & Noble)

Sugerencias para mejorar el peso y rendimiento de las páginas webs

Acabo de leer el —brevísimo— libro Web Page Size, Speed, and Performance, escrito por Terrence Dorsey y publicado por O’Reilly (la descarga es gratuíta).
El contenido del libro, como podrás imaginar, consta de consejos para mejorar el peso y rendimiento de una página web. Y creo que cada vez hay que valorar más aspectos como el peso y el rendimiento, teniendo en cuenta la tendencia actual. Cualquier “doctor web” nos diría hay un evidente sobrepeso.
Se puede encontrar una cita cuyo origen está en el mundo de la automoción, aplicable perfectamente al desarrollo web:

Simplify, then add lightness.

Collin Chapman

Sugerencia: puedes aprovechar para procasti…, digo, para ampliar tus bastos conocimientos leyendo un poco sobre Collin Chapman y la empresa de coches que fundó, Lotus.
Continuando, si es que se puede, en el libro aparecía un colofón con unos cuantos consejos, que cito a continuación:

  1. Start by measuring the size, request latency, and load time of your current site on various devices. You can do this right in the browser.
  2. Use online tools to measure more advanced site performance metrics and compare them against industry average.
  3. Know how long your page takes to finish rendering and what the time is to the first interaction. This is your first-impression metric.
  4. Evaluate your business goals and try to correlate site performance with traffic, conversiones, revenues, or whatever metrics is relevant to your business.
  5. Count all of the components that have to be requested to render your page Can you reduce this number?
  6. Slim down your HTML. Combine and minfiy your CSS files.
  7. Take a close look at where you reference scripts and when they excecute. Are scripts blocking page rendering or interaction?
  8. Make sure you’re using images wisely and optimizing them for size and quality. A little bit of code can make sure you’re not sending too many image bytes where they’re not needed.
  9. Don’t throw out social features just because they add to your request, scripts, and page size if they benefit the business; just be sure to use them tactically instead of spreading them all over the place.
  10. Starting with a focus on the mobile experience —most likely your fastest growing customer experience— may help you target performance optimizations that benefit all visitors to your site, even those using the desktop.

Garabatear problemas y soluciones 2

Hace ya 5 años, que escribí Garabatear problemas y soluciones, en el que mencionaba tres recursos:

  • El libro “Tu mundo en una servilleta. Resolver problemas y vender ideas mediante dibujos.” (ISBN 9788498750621) de Dan Roam (el título original, si lo prefieres en inglés es “The back of the napkin. Solving problems and selling ideas with pictures.“)
  • Un curso de mapas mentales
  • La charla El dibujo y su retorno, una charla impartida por Fernando de Pablo Martínez (dibujario inteligente)

Pero el tiempo pasa, y han surgido algunas novedades —que no se han mencionado por aquí— y seguramente resulten igualmente interesantes. Son los siguientes libros:

  • El muy recomendable libro “Dibújalo” de Fernando de Pablo Martínez (ISBN 9788483562284). Fernando se está ganando a pulso el ser un referente del uso del dibujo como herramienta para solucionar problemas y del Graphic Recording. Ya va por la tercera edición. Yo tengo un libro de la primera edición y dedicado que conseguí en su primera presentación. Entiendo perfectamente que haya sido uno de los libros más vendidos en la Feria del Libro de Madrid de este año.
  • El libro “Bla, bla, bla. Qué hacer cuando las palabras no funcionan” (ISBN 8498751942) de Dan Roam (también en inglés original con el título “Blah Blah Blah: What To Do When Words Don’t Work”). Más libros del mismo autor —que de momento no tengo, pero nunca se sabe— son “Show and Tell: How Everybody Can Make Remarkable Presentations”, del año 2014, y “Draw to Win: A Crash Course on How to Lead, Sell, and Innovate With Your Visual Mind”. El primero me pareció todo un descubrimiento. En su segundo libro profundizaba algo más, de los dos últimos, nada puedo decir.
  • De Mike Rohde dos libros que es un placer tenerlos en papel: usan una tipografía basada en la caligrafía manuscrita del propio Mike y son “The Sketchnote Handbook” y “The Sketchnote Workbook“. El primero es una perfecta introducción, y el segundo es más práctico e incluye el acceso a un curso en videos. Me parecen imprescindibles. En papel.
  • Por último, el libro “The Doodle Revolution: Unlock the Power to Think Differently” de Sunni Brown. Un libro en el que quiere dar visibilidad y valorar el uso del garabato, llamando a “las armas” con lapiceros y papel.

No será complicado encontrar charlas en TED o en Youtube de estos autores. Pero ahora sólo he venido a hablar de sus libros. Y recuerda, usa lápiz y papel 🙂