20/10/2014 Categoría/s: Accesibilidad web,Diseño de interacción,Web Semántica. 0 Comentarios

El "Hasta el infinito... ¡y más allá!" de la experiencia de usuario

El principio es que algo funcione. Un paso más es que sea usable. Y otro más que ofrezca una buena experiencia de usuario.

Me fascina como ha ido evolucionando la terminología de la interacción persona ordenador. Y como, cada vez, está ampliando su campo de actuación y validez —si se permite la expresión—, más allá de la interacción persona ordenador. Lo último, el diseño de servicios.

Más allá del buzz, parece evidente que las aplicaciones de las técnicas y conocimientos extraídos del diseño centrado en el usuario en particular, y en general de los principios universales del diseño están demostrando su validez en muchos más ámbitos de los que inicialmente se habían tenido en consideración, cogiendo el testigo de los grandes y pequeños diseñadores que han hecho historia.

Sobra decir que el blog no tiene excesiva actividad últimamente, pero uno de los asuntos que quería tratar, hablando de la experiencia de usuario, está relacionada con una aplicación, Endomondo, que supongo que todos conoceréis. Para los que no, simplemente decir que es una aplicación que monitoriza tu actividad deportiva (andar, correr, montar en bicicleta, patinar,...) mediante el rastreo mediante geoposicionamiento, mostrando mapas, gráficos, y posibles retos en los que participar.

He conocido a bastante gente que reconoce que la aplicación le ha cambiado y ha fomentado en ellas el hacer más ejercicio físico. Me incluyo entre estas personas.

Hablába antes de que funcione, sea usable, y ofrezca una buena experiencia de usuario. Con esta aplicación, personalmente veo un paso más: te ayuda a mejorar, a ser una persona menos sedentaria. No hace falta mucha imaginación para encontrar ejemplos que te ayudan a mejorar en diversos aspectos personales. Un "Hasta el infinito... ¡y más allá!" de la experiencia de usuario, como titulaba.

Pero la siguiente lectura, vía mcdave, me ha descolocado: To Siri, With Love. How One Boy With Autism Became B.F.F.'s With Apple’s Siri. Judith Newman cuenta como una funcionalidad de iOS (Siri), ha ayudado a su hijo, con autismo. Os recomiendo que lo leáis.

Y uno se queda sin palabras. Quiero decir, es la fusión de todas las virtudes de asuntos que han estado rondado por mi cabeza desde que empecé a tener algunos conocimientos —todavía siguen siendo insuficientes— sobre accesibilidad, web semántica y experiencia de usuario.

Parafraseando una expresión de mecánicos:

Caramba, lo que hacemos los informáticos.

-

Comentarios

Comentar

Categorías